Ciberacoso

El ciberacoso puede consistir en divulgar rumores hirientes, expresar palabras dañinas o enviar imágenes perjudiciales a otra persona mediante el uso de dispositivos electrónicos. Mientras los adultos han establecido una diferencia entre "ciberacoso” y acoso cara a cara, los niños perciben cada vez más los dos mundos, con conexión y sin conexión, como uno solo. Para los niños de hoy, no es “ciberacoso”, sino acoso. De cualquier manera, el acoso nunca es aceptable y lamentablemente, se puede extender con mayor rapidez con las actuales tecnologías en línea.

Mediante un celular, un teléfono inteligente o una tablet, el ciberacoso puede abarcar llamados telefónicos, mensajes de texto, anuncios en redes sociales, videos y fotos. Según la Encuesta Nacional de Conducta de Riesgo de los Jóvenes de 2011 , en seis escuelas secundarias de EE. UU., en el año anterior los alumnos sufrieron acoso por correo electrónico, salas de chat, mensajería instantánea, sitios web o mensajes de texto. Otra encuesta reciente arrojó como resultado que el 26 por ciento de los adolescentes sufrían acoso u hostigamiento a través de mensajes de texto o llamados telefónicos. Es importante que frente a estos problemas los padres Aprendan y participen y sepan Cómo actuar si sus hijos son víctimas o autores.

El ciberacoso es un problema serio. En casos extremos, puede tener consecuencias legales o psicológicas para la víctima y el acosador. Es importante que los padres conversen con sus hijos para ayudarlos a actuar contra el acoso.

CTIA y las empresas miembro ofrecen numerosas iniciativas y herramientas que ayudarán a los niños a usar sus celulares con responsabilidad, de manera que puedan evitar este tipo de problemas, como el ciberacoso.

Cómo actuar:

  • Si acosan a su hijo
  • Si su hijo acosa a otra persona
Vea cómo actuar >

News & Case Studies:

  • Learn from others’ experiences on cyberbullying, including how the situations were handled.
See news & case studies >
  • Mediante un celular, el ciberacoso puede originarse en muchas fuentes, como llamados telefónicos, mensajes de texto, redes sociales o sitios web. Una persona puede marcar la diferencia para ayudar a detener el ciberacoso.
¿Cómo sé si un juego móvil es apropiado para mi hijo?

Averígüelo ahora